-->

Contacto cero


Contacto cero

Vamos a pensar en alguien: tu ex. ¡Oh no!

Primero juguemos al bingo, a ver con cuántas de estas situaciones te sientes identificada/o:

- Lo habéis dejado hace un tiempo, o bastante tiempo.
- Cotilleas su foto de WhatsApp y sus cuentas demasiado a menudo.
- Estuviste un poco enganchada a esa relación.
- Desde que lo dejasteis habéis seguido hablando de vez en cuando y frecuentando sitios donde os encontráis.
- Has estado con alguna otra persona, pero no terminas de quitártelo de la cabeza.
- Has sufrido mucho al enterarte que el/ella también ha estado con otros.
- Ya no hablas de esta historia con tus amigas por no ir con la misma cantinela.

Si has acertado al menos 3, puede que haya llegado el momento de encontrar una solución real: CONTACTO CERO.

Sí, cero, cero patatero, ausencia de contacto, inexistencia. Hasta que esa persona no desaparezca de tu vida (al menos temporalmente) será muy difícil pasar página de verdad.

Ojalá pudiera ser de otra forma, porque habéis compartido mucho, pero estás en el titanic y sólo hay un bote. En el bote pone «contacto cero».

Un fumador no podrá dejarlo si cada X tiempo se fuma uno. Pues de la misma forma, esa herida que aún sigue un poco abierta, no se curará si metes el dedito.

Esto es por ti y por poder vivir mirando hacia adelante, no hacia atrás con el rabillo del ojo.

¡Podrás hacerlo!