-->

Se puede estar triste y tener paz


Se puede estar triste y tener paz. Sucede cuando crees que estás donde tienes que estar, cuando te encuentras en armonía con tu realidad.

 

La tristeza se convierte en algo realmente desagradable cuando va acompañada de la incomprensión, de la duda, de la frustración y cómo no de la sensación de injusticia.

 

Durante mucho tiempo le hemos hecho bullying a la tristeza, la hemos estigmatizado, pobreta. Pero ella no es la verdadera enemiga, lo que realmente hace sufrir es más bien el desasosiego.

 

Se puede estar triste y estar bien, se puede sufrir en paz. La paz de saber que estoy en la situación adecuada, de que ese sufrimiento tiene un origen, un principio y un final.


1 comentario


  • Maricarmen Parra

    Me encanta la manera tan asertiva y empática que te dirijes a tus lectores, es un aporte y placer grandísimo leerte, soy psicóloga en Puebla, México.


Dejar un comentario