-->

La tensión de estar en calma


La tensión de estar en calma

Hay personas que han tenido una vida digamos que movidita. Con muchos problemas, conflictos, inestabilidad... se han movido en el caos y por tanto se han acostumbrado a él.

Un día las cosas empiezan a mejorar, su vida coge otro rumbo y se encuentran en una situación con más paz y estabilidad. Pero, ¿sabes qué? No están acostumbradas a que las cosas vayan bien, por eso, cuando llega la calma les salta la alerta. Como si no pudieran relajarse. Hay una parte de su interior que está diciendo “no te confíes, seguro que algo malo acaba pasando”. No tiene nada que ver con la negatividad, sino con la falta de costumbre. Han aprendido que lo “normal” es el caos. Incluso, inconscientemente, pueden tender a buscar ese conflicto.

Todos nos habituamos a lo que vivimos. Por eso, una persona que ha sufrido mucho puede tender a sentirse desubicada cuando todo va bien. Es un territorio desconocido.

Si eres de esas personas, tranqui, no estás loca, no eres una agorera. Déjate un tiempo para habituarte a lo bueno, para confiar. Apaga la alerta, repítete: «calma, ahora todo va bien». Permítete aceptarlo y verás cómo lo acabas disfrutando sin esa tensión de fondo.

Lo vas a hacer bien.


Dejar un comentario