-->

Lo hace por fastidiar


Lo que hace que te llenes de rabia no son las situaciones en sí, sino la interpretación de ellas.

No es tu compañero insoportable, ni que tu pareja deje la casa hecha una asco, ni los comentarios inoportunos de esa persona. No es la lista de tareas pendientes, ni las manías de tu padre.

Si nos descuidamos viene una creencia normalmente falsa y nos la cuela:

«Lo hace por joder»

Si fuera cierto cada vez que lo he pensado, me preocuparía la cantidad de gente que quiere fastidiarme. No soy tan rancia, ¿no?

No, las cosas no suelen ser por fastidiar, la realidad es más compleja.

Entonces, ¿por qué actúa así? ¡Me pone taaaaaan nerviosa!

Algunas interpretaciones más adecuadas podrían ser:

Lo ha hecho porque no sabe controlarse.
Lo ha hecho porque está muy agobiada en general.
Lo ha hecho porque es su forma de hacer las cosas.
Lo ha hecho porque se ha sentido atacado.
Lo ha hecho sin darse cuenta.

No es que haya actuado bien, puede haber actuado mal y además me ha hecho daño. Peeeeero, si interpreto estas situaciones de una forma más adecuada, mi nivel de rabia bajará. ¿Tú también haces esa interpretación a menudo?