-->

Farmacología


Junto a la sintomatología depresiva, se produce un desajuste de neurotransmisores (serotonina y dopamina entre otros). La depresión no sólo es un cuadro emocional y por tanto conductual, también fisiológico.


Por ello, elegir tomar medicación es algo muy respetable y tiene mucho sentido. Es una decisión personal que se toma teniendo en cuenta, sobretodo, la pauta médica.

No es un símbolo de debilidad, ni muchísimo menos, sólo una manera de abordar la depresión desde todas sus áreas.

Es muy respetable tanto recurrir a la farmacología como no hacerlo. Sin olvidar la importancia de la atención psicológica.

¡Acabemos con el estigma de asociar medicación con debilidad!